A grito peláo. Pez en Raya. Pequeño Teatro Gran Vía, Madrid.

03

Once again, ladies and germany, la inconmensurable Cristina Medina se eleva a las alturas del escenario para montar un numerito de neurasténica perdía. El nombre del espectáculo no engaña. Cristina se tira la mitad del tiempo gritando en distintos formatos: en voz baja, en formato canción, o directamente escupiendo madalenas. Entra como Blancanieves guerrera acompañada por la banda de gusanitos (Jesús Chávez, Nani Conde y David López), y al público se lo gana encasillándolo como enanos subyugados.

El espectáculo se desenvuelve en formato cantautor. Yo les cuento un poco lo que me apetece y luego me pongo a cantar con esta banda de jevorros que me he traído (*).

(*) si alguien encuentra mejor forma de contar de qué va el show, aquí les cedo el uso del ordenata para que lo tecleen

Como siempre, Cristina Medina asombra por su dominio (y posterior pulverización) de las artes escénicas. Canta y baila muy meritoriamente, pero por lo que sobresale es por su sensacional sentido del humor. Es un fosforito que lo entrega todo en ese tabláo que es el escenario. En esa mezcla de “qué jarte tienes” y disparate, Cristina Medina recuerda a la Lola Flores que buscaba (en mitad de la actuación) el pendiente que se le había caído.

Claro que a Medina en esta ocasión no se le ha perdido joya alguna, sí un príncipe al que busca, y un narrador a quien al final se carga (este spoiler va por mi cuenta y riesgo).

Los gusanitos que la acompañan están, como Cristina, entregados a la causa. Para formar parte del montaje parece que hay que aniquilar el pudor propio, sacar el michelín, ceñirse la malla y a partir de ahí ponerse a tocar el bajo.

La escenificación del grupo pop underground sui generis es de lo mejor del espectáculo. Cualquier grupo de música subido al escenario parece que tiene que ser de por sí molón. Los intérpretes de música clásica no se dan tanta coba, caramba…

En ésto de mezcla de humor y musicalización, unos fenómenos que siguen en activo son Los Peter Sellers. Las canciones de Cristina Medina tienen un puntito más sensible y centrado, pero ya está ella (y el gorila marca de la casa) para ponerlo todo al revés.

Como soy requetefan de Cristina Medina y Joan Estrader (del yin y el yan de Pez en Raya), pues recomendaré el chou a amigos, enemigos y desconocidos por igual. A unos para que disfruten y a otros para hagan buen uso de su tiempo.

La clá

www.lacla.es

*

A grito peláo

http://www.pezenraya.com

Imágenes por cortesía de los susodichos.

Anuncios