La Rebel.lia Possible (La Rebeldía Posible). La Seca – Espacio Brossa, Barcelona.

c_La_Rebel__lia_possible__6__Eduardo_Pelach_724.jpg

Una compañera panameña que vivió durante muchos años en Estados Unidos solía decir que por aquí somos muy pasivos y que no está en nuestro ADN reclamar. Concluía la reflexión comentando que los americanos sí tenían una mayor conciencia de su rol como consumidor. Y, en consecuencia, si un servicio es irregular o un producto tiene una falla, se reclama de manera habitual.

La obra “La rebeldía posible” (en su montaje en catalán La Rebel-Lia Possible) está escrita por Javier Yagüe y Luis García Araus y fue estrenada en la Sala Cuarta Pared de Madrid en 2007. Ha tenido una vida teatral muy rica, con gira y premios, y una extendida trayectoria en cartel. Ahora se repone en el espacio teatral La Seca – Espai Brossa, en pleno barrio gótico barcelonés, con dirección de José Sánchez Orosa.

Con 9 años de andaduras, la pieza se ha convertido en un montaje perfectamente sincronizado. Mímica e imaginación para montar los pasajes, y música y algo de coreografía para entrelazar las escenas. Como trama principal, el ejemplo inspirador de un tal García, que pone una reclamación a una compañía telefónica por un sobrecargo de unos céntimos en la tarifa telefónica. Este García, un quijote en tiempos modernos, usa este pequeño gesto para mostrar su rechazo hacia los constantes atropellos que sufre el empequeñecido individuo en la sociedad de consumo.

En paralelo a su batalla, otros personajes emprenderán su particular lucha. Un ferviente apóstata se enfrentará con patéticos gestos contra la Iglesia para lograr la excomulgación. Un padre viudo peleará con los estamentos médicos para lograr que ingresen a su hija anoréxica. Y una mujer de mediana edad pondrá remedio a la avería del edificio, combatiendo con promotoras y compañías aseguradoras. Todos estos personajes son los “García” particulares. Ciudadanos absolutamente normales que toman sus pequeñas causas para mostrar su desacuerdo con algunos de los efectos secundarios del “trágala trágala” que por desgracia en ocasiones muestra nuestra sociedad.

La rebeldía posible” combina ternura, comicidad y drama en la narración de las historias. En la producción barcelonesa, existe una perfecta simetría entre los actores, Toni González, Blanca Solé, Joan Sureda, Júlia Bonjoch, Xavi Casan y Núria Valls. El montaje es fiel a la frescura del texto. Esta cualidad (sumada al dominio en la ejecución de la historia) hace de la obra un espectáculo que mantiene el alto grado de ternura y simpatía con el que se estrenó en su día.

La clá

http://www.lacla.es

*

La Seca – Espai Brossa.

http://www.laseca.cat/es/

 

Imagen por cortesía de La Seca. Fotografía de Eduardo Pelach.

Anuncios